Redacción: Ester Franco

En México, la vesícula es popularmente conocida gracias a un dicho. Este nos advierte de no hacer corajes que produzcan bilis y afecten nuestra salud. Este órgano en forma de pera y que se ubica debajo del hígado. Tiene como función almacenar la bilis y ayuda al proceso de digestión.

La vesícula puede generar cálculos que pongan en riesgo nuestra salud.

Cuando en la vesícula biliar hay endurecimiento de líquidos digestivos, se forman cálculos biliares. Estas anormalidades son conocidas como “piedras en la vesícula”. Pueden salir del órgano y bloquear el flujo de bilis, lo que, descrito por médicos y pacientes, provoca un severo dolor e hinchazón de la vesícula.

Uno de los tratamientos para la colecistitis, es decir, la inflamación de la vesícula a causa de los cálculos biliares es el procedimiento quirúrgico llamado colecistectomía, en el cual se extirpa el órgano. 

 

Innovación tecnológica en las cirugías para extirpar la vesícula

La medicina es una de las principales áreas que se ven beneficiadas constantemente por los cambios y posibilidades tecnológicas. Estas transformaciones han permitido diagnosticar y tratar a pacientes con métodos menos invasivos y más certeros.

Para el caso de las colecistectomías, tenemos dos diferentes tipos de técnicas: la colecistectomía abierta y la laparoscópica.

La colecistectomía laparoscópica es la técnica más innovadora y menos invasiva. Consiste en introducir en el abdomen por medio de una cánula, un laparoscopio que se conecta a una cámara, así el cirujano tendrá una imagen ampliada para poder manipular los órganos. 

La primera vez que fue realizada una colecistectomía laparoscópica en el mundo fue en septiembre de 1985. Esta intervención corrió a cargo de Erich Mühe. En México, el primer doctor en realizarla fue Leopoldo Gutiérrez en 1990. 

Cabe decir que en algunos casos no es posible realizar una colecistectomía laparoscópica, eso depende del diagnóstico que haga el cirujano, en caso de no ser viable, se opta por una colecistectomía abierta. 

 

El paciente durante una colecistectomía laparoscópica

  • Esta cirugía se realiza bajo anestesia general. 
  • Se realiza una pequeña incisión en el abdomen, para insertar la cánula por donde pasará el laparoscopio con la cámara.
  • Se realizan pequeñas incisiones para colocar otras cánulas por donde pasará el instrumental para extirpar la vesícula. 
  • Se considera una cirugía ambulatoria, por lo que el paciente podrá regresar a casa en 24 horas o incluso el mismo día de la cirugía. 

 

Si bien, no hay datos relacionales sobre los corajes y la producción de bilis, se sabe que el estrés, la mala alimentación y una vida sedentaria, pueden provocar este tipo de problemas a la salud. 

Si requieres una colecistectomía abierta o laparoscópica, ¡acude con nosotros! Te ofrecemos procedimientos quirúrgicos a un costo justo y fijo.

 

Referencias:
American College of Surgeons. (2015). Colecistectomía: Extirpación quirúrgica de la vesícula biliar. Recuperado de: www.facs.org/~/media/files/education/patient%20ed/colecistectomia.ashx 
Castillo, R., Pérez, R., García, J., Álvarez, R. (2006). La importancia de la cirugía laparoscópica para el cirujano general. Salud en Tabasco, Vol. 12, No. 2. Recuperado de: biblat.unam.mx/hevila/SaludenTabasco/2006/vol12/no2/6.pdf.
Society of American Gastrointestinal and Endoscopic Surgeons. (2014). Colecistectomía laparoscópica (extracción de vesícula biliar): información para el paciente de parte de su médico y SAGES. Recuperado de: www.sages.org/publications/patient-information/informacion-para-el-paciente-colecistectomia-laparoscopia/ 
CategoryArtículos
Write a comment:

Deja un comentario

© 2020 - Primer contacto