Redacción por Alan Martínez

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 1975 había casi tres veces menos obesos que en 2016. En la actualidad, la mayoría de las personas viven en países donde la obesidad acaba con más vidas que la desnutrición. 

Es esencial señalar que hay varios grados de obesidad y sobrepeso y que existen métricas que ayudan a descubrir si padecemos de alguno de ellos. 

Los riesgos de la obesidad

Más allá de los prejuicios de belleza, la obesidad acarrea patologías que merman la calidad de vida. Una persona con obesidad es propensa a desarrollar hipertensión, diabetes tipo 2, apnea del sueño, entre otros padecimientos. 

Clínicamente, la obesidad es la acumulación excesiva de tejido graso que aparece cuando la ingesta de calorías es mayor que su quema. La genética, la mala alimentación, el estrés y la vida sedentaria son factores que influyen en la aparición de esta enfermedad. 

Afortunadamente la obesidad se puede tratar y prevenir a través de un programa nutriológico que incluya dieta, ejercicio y modificación de hábitos diarios. No olvides que primero debes de acudir a un especialista certificado y recibir un diagnóstico previo. 

Averigua si tienes obesidad o sobrepeso

La OMS recomienda el cálculo del Índice de Masa Corporal (IMC) para diferenciar entre sobrepeso u obesidad, pues el IMC tiene gran correlación con la grasa corporal.

Este cálculo es el resultado de la relación entre el peso del paciente con su estatura al cuadrado. La fórmula del IMC, se representa de esta manera:

IMC= peso/estatura²

Recuerda que lo más recomendable es acudir con un nutriólogo o doctor para determinar tu IMC. Estos son los rangos que se obtienen de este cálculo:

  • Peso bajo:  IMC igual o menor a 18.5
  • Peso normal: IMC mayor a 18.5 y menor a 24.99. 
  • Sobrepeso: IMC mayor a 25, pero igual o menor de 29.99.
  • Obesidad: IMC igual o mayor a 30. 

A su vez, la obesidad en específico también se divide por grados:

  • Obesidad grado 1: Personas con un IMC mayor a 30, pero menores a 34.99.
  • Obesidad grado 2: Personas con un IMC mayor a 35, pero menor a 39.9.
  • Obesidad grado 3: Este nivel es para los IMC’s de 40 en adelante. 

Cuida tu peso

Si ya conoces tu IMC debes de seguir un plan nutricional y una rutina de ejercicios, así como modificar tus horas de sueño y nivel de estrés. Sin embargo, cada cuerpo es diferente y por tanto no todos los planes funcionan con todos los individuos. 

Antes de seguir cualquier plan, recuerda consultar a un especialista de confianza.

Fuentes de información consultadas:
  • Suverza, A. y Haua, K.(2012). “Obesidad: consideraciones desde la nutriología”. Ciudad de México, México: McGraw-Hill Interamericana Editores.
  • Organización Mundial de la Salud (2020) “Obesidad y sobrepeso”. Recuperado en el 11 de abril del 2021 en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/obesity-and-overweight
CategoryArtículos
Write a comment:

Deja un comentario

© 2020 - Primer contacto