Redacción: Ester Franco

Cuando queremos someternos a una cirugía, nos importa informarnos para tomar la mejor decisión. En el caso de las cirugías plásticas, también elaboramos una idea de cómo queremos que al final de la recuperación se vea nuestro cuerpo. En esta ocasión, te platicamos lo fundamental que debes considerar si estás pensando moldear tu figura a través de una abdominoplastia.

Para empezar, ¿qué es una abdominoplastia? 

Este procedimiento también llamado tummy tuck. Consiste en retirar el exceso de piel y de grasa de la parte baja del abdomen. Tiene el objetivo de devolver la firmeza y tensión a esta zona de tu cuerpo.

¿Cómo saber si soy candidato o candidata a esta cirugía?

Los cirujanos plásticos deben realizar una exhaustiva revisión de tu historia clínica, para conocer si existe alguna enfermedad o afección que pueda complicar la recuperación. 

A través de una exploración física, evaluarán:

  • frecuencia cardiaca
  • frecuencia respiratoria
  • temperatura
  • peso 
  • estado de tu piel

También mandarán a hacer estudios de laboratorio:

  • exámenes de sangre
  • exámenes de orina
  • radiografía de tórax 
  • electrocardiograma 

Y quizá algunos más que encuentren pertinentes. 

En el caso de los pacientes con obesidad, este procedimiento no es recomendado. Deberán someterse a un plan de adelgazamiento para evitar complicaciones.

Muchas veces una abdominoplastia estará acompañada de una liposucción para completar tu tratamiento estético. Dependerá del diagnóstico de tu cirujano plástico.

¿Cómo me preparo para la cirugía? 

Una vez que tu cirujano dé luz verde, deberás preparar con antelación varios aspectos. Se recomienda:

  • Contar con una persona que te apoye en todo el proceso.
  • Preparar los medicamentos que tomas regularmente para llevarlos al hospital. 
  • Alistar ropa cómoda para tu estancia en el hospital y para la recuperación.
  • Disponer de un espacio para descansar y recuperarte de la cirugía.
  • Llevar un estilo de vida saludable y mantener una higiene adecuada.
  • No fumar para no afectar el proceso de cicatrización.

¿Qué pasa después de la cirugía?

  • Te administrarán antibióticos para evitar infecciones.
  • Te administrarán analgésicos para disminuir el dolor.
  • Generalmente los pacientes salen del hospital entre 24 y 48 horas después de la cirugía.
  • La recuperación varía entre cada paciente, el promedio se encuentra entre las 3 y 4 semanas.

Los resultados dependen tanto de la habilidad del cirujano plástico, como del paciente, por ejemplo: el tono y elasticidad de su piel, su edad, el tipo de cicatrización y sus hábitos alimenticios.

En Primer Contacto Quirurnet contamos con cirujanos plásticos certificados. Lo más importante es tu salud y seguridad. Si quieres realizarte este procedimiento quirúrgico, ¡contáctanos!

Referencias: 
Dubón, M., Bustamante, L. (2016). Abdominoplastia y sus complicaciones. Revista de la Facultad de Medicina de la UNAM, Vol. 59, No. 6. Recuperado de: www.medigraphic.com/pdfs/facmed/un-2016/un166f.pdf 
Kauak, Ll. (2002). Abdominoplastia: selección de una técnica para la plastia del contorno abdominal. Recuperado de : www.cirujanosdechile.cl/revista_anteriores/PDF%20Cirujanos%202002_02/Cir.2_2002%20Abdominoplastia.pdf 
CategoryArtículos
Write a comment:

Deja un comentario

© 2020 - Primer contacto